jueves, 13 de diciembre de 2012

Prevención y tratamiento del ántrax.

TRATAMIENTO:

El ántrax puede ser curado por antibióticos, si se administran a tiempo.Los antibióticos pueden curar la enfermedad, especialmente en la variedad cutánea del ántrax. En las variedades intestinales y respiratorias, si los antibióticos no se administran de manera rápida, las posibilidades de cura son mucho menores. Existe una vacuna contra el ántrax, pero sólo está recomendada para la población en alto riesgo de exposición.

Usualmente, los ántrax deben drenar antes de sanar, lo cual ocurre muy a menudo y espontáneamente en menos de 2 semanas.El hecho de colocar compresas calientes en el ántrax ayuda a drenar (lo cual acelera su curación), empapar el área con una compresa húmeda y caliente varias veces cada día. Nunca se debe exprimir un divieso ni intentar perforarlo en casa, porque esto puede propagar la infección y empeorarla.

El médico puede prescribir:

1. Jabones antibacterianos.
2. Antibióticos para aplicar en la piel o tomar por vía oral.

Las lesiones grandes o profundas pueden requerir drenaje por parte de un médico.

PREVENCIÓN:

La higiene adecuada es muy importante para prevenir la propagación de la infección. Para eso se debe lavar las manos siempre muy bien después de tocar un ántrax. No reutilizar ni compartir paños y toallas, dado que esto puede hacer que la infección se disemine. La ropa, los paños, las toallas y las sábanas u otros artículos que están en contacto con áreas infectadas se deben lavar con agua muy caliente(preferiblemente con agua hirviendo). Por último,se deben cambiar los vendajes con frecuencia y desecharlos en una bolsa que se pueda cerrar bien.

Si padece ántrax con frecuencia, el médico le puede administrar antibióticos para prevenirlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada