sábado, 15 de diciembre de 2012

Prevención y tratamiento de la oftalmia o conjuntivitis neonatal.

TRATAMIENTO:

La irritación ocular causada por las gotas oftálmicas administradas al nacer debe desaparecer de manera espontánea.

En caso de un conducto lacrimal obstruido, un masaje caliente suave entre el ojo y el área nasal puede ayudar. Esto generalmente se intenta antes de comenzar los antibióticos. Si un conducto lacrimal obstruido no se ha destapado cuando el niño cumple un año de edad, se puede requerir cirugía.

Los antibióticos generalmente se necesitan para las infecciones oculares causadas por las bacterias. También se pueden emplear gotas y ungüentos oftálmicos. Las gotas oftálmicas con solución hidrosalina se pueden utilizar para remover la secreción amarilla y espesa.

Los ungüentos o gotas oftálmicas antivirales especiales se utilizan para las infecciones herpéticas del ojo.

PREVENCIÓN:

El tratamiento de una mujer embarazada por enfermedades de transmisión sexual previene la conjuntivitis causada por esta infecciones en el recién nacido. Dependiendo de la infección, la madre puede recibir antibióticos por vía intravenosa.

Poner gotas oftálmicas en los ojos de todos los bebés en la sala de partos inmediatamente después de su nacimiento puede ayudar a prevenir muchas infecciones.

Se recomienda practicar una cesárea cuando una madre presenta lesiones herpéticas activas en el momento del parto para prevenir una enfermedad grave en el bebé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada