jueves, 13 de diciembre de 2012

FIEBRE DEL VALLE DEL RIFT

La fiebre del Valle del Rift es una zoonosis vírica, afecta principalmente al ganado aunque también puede afectar al ser humano.
El virus se identificó por primera vez en una granja del Valle del Rift (Kenya) en 1931. Desde entonces ha habido brotes por África Subsahariana, Kenya, Somalia, Tanzania etc.
Los humanos son muy susceptibles al virus; pueden contraer esta infección por picaduras de mosquitos, por contacto con sangre u otros fluidos corporales infectados o por consumo de leche o carne de animales infectados. El personal que trabaja en mataderos o laboratorios está expuesto a la infección.
Esta enfermedad, entre el ganado, tiene una alta tasa de mortalidad y de abortos.

En el hombre, los afectados por fiebre del Valle del Rift no presentan síntomas o bien desarrollan una enfermedad leve. Entre los síntomas más comunes cabe destacar la fiebre, debilidad, dolor muscular, dolores de espalda, mareos, pérdida de peso y anomalías hepáticas. En algunos de los pacientes, la enfermedad puede evolucionar a fiebre hemorrágica, encefalitis (inflamación del cerebro) o a una enfermedad ocular como la ceguera.
El periodo de incubación de la enfermedad oscila entre los dos y seis días.
Pueden darse complicaciones graves pero la mayoría de los pacientes se recupera en un corto periodo de tiempo (entre cuatro y siete días).
la tasa de mortalidad en humanos es al rededor del 1% de los casos.


Mapa de Fiebre del Valle del Rift


En la imagen anterior se indica la distribución de la fiebre del Valle del Rift en África. las zonas azules son zonas donde la enfermedad es endémica y donde se dan brotes graves de la enfermedad. En color verde se señalan los países donde se han dado casos de aislamiento por la enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada