martes, 11 de diciembre de 2012

CISTICERCOSIS

La cisticercosis humana es una infección ocasionada por un parásito llamado Taenia solium. El parásito coloniza el intestino, después de ser ingeridos alimentos contaminados. En ocasiones más graves las larvas perforan la pared intestinal y pasan al torrente sanguíneo de manera que se dirigirán hacia órganos vitales como el cerebro (neurocisticercosis), piel y músculos.


cisticercosis masiva



Esta enfermedad está asociada a la pobreza, es común en áreas donde se come carne de cerdo y estos animales se crían de manera tradicional. El saneamiento deficiente, la mala higiene y la utilización de aguas negras sin tratar facilitan la propagación de la cisticercosis.

La infección de este parásito, se adquiere tanto al ingerir carne de cerdo contaminada o al consumir verduras que hayan sido previamente regadas con aguas negras, las cuales contienen el huevo de la Taenia solium

La cisticercosis es común en África subsahariana, China, India, Sureste Asiático, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Brasil.

Frutas mal lavadas, contacto con materia fecal infectada, contacto con personas infectadas, consumo de carne de cerdo mal cocida e infectada, verduras contaminadas y mal cocidas y la autoinfección son factores de riesgo para esta enfermedad.

Los síntomas de la cisticercosis pueden manifestarse hasta años después de la infección, entre ellos se encuentran: dolores de cabeza frecuentes, trastornos de la visión, alteraciones psiquiátricas, convulsiones, vómitos, demencia o pérdida de la conciencia. Se puede sospechar una neurocisticercosis en casos de que se de epilepsia, especialmente en países latinoamericanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada