viernes, 30 de noviembre de 2012

Tratamiento y prevención de la DIFTERIA

Si existen indicios de difteria en un paciente, éste debe iniciar el tratamiento inmediatamente.
La antitoxina diftérica se administra como inyección intramuscular o a través de una vía intravenosa, después se trata la infección con antibióticos. Incluso las personas asintomáticas que portan la enfermedad, deben recibir tratamiento con antibióticos.
Las personas con difteria, pueden requerir hospitalización mientras reciben la antitoxina. Otros tratamientos pueden abarcar. Líquidos por vía intravenosa, oxígeno, reposo en la cama o corrección de las obstrucciones de las vías respiratorias.


Cualquier persona que haya estado en contacto con una persona infectada debe ser vacunada o recibir dosis de refuerzo contra la difteria. 

Como método de prevención se utilizan las vacunas en niño y las vacunas de refuerzo en adultos. La vacuna que se administra es la "Vacuna Tdap", la cual protege contra la difteria, el tétanos y la tos ferina, las cuales con potencialmente mortales y causadas por bacterias.
La Tdap se recomienda como un refuerzo para la vacuna DTap en personas entre los 11 y 64 años y se aplica por medio de una inyección intramuscular en el brazo o el muslo.
Esta vacuna puede causar efectos secundarios leves que duran unos pocos días: Dolores de cuerpo, escalofríos, fiebre, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, diarrea o enrojecimiento en el lugar de inyección.



prevención de difteria


La inmunidad protectora dura solo 10 años después de la vacunación, por esta razón es importante que los adultos se apliquen una vacuna de refuerzo para el tétanos y difteria cada diez años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada