lunes, 26 de noviembre de 2012

Fiebre amarilla

La fiebre amarilla es una infección de tipo vírica producida por la picadura de un mosquito. El nombre de esta enfermedad se debe a la ictericia que sufren algunos pacientes. 
Cualquier persona puede contraer la enfermedad pero las personas de mayor edad presentan un mayor riesgo de infección grave.
Este virus apareció, en un principio, en zonas de América Latina y zonas tropicales de África.


mosquito




El período de incubación es de 3 a 6 días y a partir de ahí, la infección puede cursar en una o dos fases. La primera, aguda, suele cursar con fiebre, dolores musculares(mialgias), cefaleas, escalofríos, pérdida de apetito, náuseas y vómitos. Después de ésto, los pacientes mejoran y los síntomas van desapareciendo a medida que pasan 3 o 4 días.

El 15% de los pacientes entran a las 24 horas de la remisión inicial en una fase más tóxica; la fiebre vuelve a aparecer de manera elevada y se ven afectados diferentes órganos. 
El paciente se vuelve ictérico rápidamente y presenta vómitos con fuerte dolor abdominal.
Pueden aparecer hemorragias orales, oculares, nasales o gástricas y presencia de sangre en las heces y en los vómitos.
La mitad de los pacientes que entran es esta fase tóxica fallecen a las 10-14 días y los demás terminan recuperándose.

La mortalidad de los casos graves no tratados es del 50%. El número de casos de fiebre amarilla en los últimos años ha aumentado debido al cambio climático, la urbanización, la disminución de la inmunidad de la población y a la deforestación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada